Auto Mercado

Recomendaciones para el manejo de las carnes en manos del consumidor

No Comments

Las enfermedades de origen alimentario, conocidas como ETAS, son una realidad y pueden causar daños severos a la salud. Para prevenirlas, siga los siguientes consejos sencillos.

En el supermercado

Escoja carnes, pescado y mariscos que se sientan fríos. Su empaque debe estar en perfecto estado. Sin embargo, para prevenir el goteo sobre otros alimentos en el carrito, utilice una bolsa plástica. Esta misma la podrá reutilizar con el mismo fin, cuando descongele el alimento en el refrigerador. Las carnes las podrá encontrar empacados en bandeja cubiertas con polivinil o en bolsa al vacío. El empaque utilizado puede ayudar a prolongar la vida útil del alimento; este es el caso del empaque al vacío. Los productos al vacío pueden exhibir en el caso de las carnes, tonalidad púrpura, sin embargo, al abrirse el empaque y exponerse al oxígeno, se recobra su color rojo.

Traslade estos alimentos en bolsas térmicas para mantener la temperatura baja hasta que llegue a su casa y luego almacénelas en el refrigerador.

Recuerde siempre que la mayoría de las bacterias de deterioro y patógenas (las que pueden ocasionar un daño a la salud), se reproducen fácilmente a temperaturas entre 5-60 grados C y de forma más acelerada cerca de temperatura ambiente. Las carnes, pollo, mariscos y pescado no deben permanecer en este rango de temperatura por mucho tiempo, máximo 1 hora. Compre las carnes de último en el supermercado y haga los tiempos de traslado cortos; deje las compras del supermercado de último antes de llegar a casa.

En casa

Almacenamiento:

Almacene los productos rápidamente en el refrigerador o congelador. Los tiempos recomendados de vida útil de cada corte y especie es visible en las etiquetas del empaque. Se recomienda usar las carnes rojas dentro de los siguientes 5 días, el pollo 3-5 (al vacío puede durar más), pescados y mariscos 3 días. En el congelador, la fecha de vencimiento se puede extender de 6-12 meses. En la nevera, busque el punto más frío, sin embargo, este nunca debe ser sobre alimentos listos para consumir. Se puede colocar en la repisa más baja y preferiblemente mantenerlos en su empaque original hasta usarlos. Una vez abierto el empaque y en el caso de no haberse utilizado todo, trasládelo a un contenedor poco hondo y con cierre hermético para preservarlo. Una vez que la carne ha vencido no es recomendable trasladarlo al congelador. De ser necesario, congele cuando el alimento está dentro de su vida útil.

Descongelación:

Puede hacerlo preferiblemente trasladando la carne del congelador al refrigerador con 24 horas de antelación (depende de tamaño de corte). También puede usar el microondas pero debe usar el alimento inmediatamente. Este proceso puede dañar la calidad de la carne. Finalmente, puede descongelar, en una bolsa hermética sumergiéndola bajo un chorro de agua o en un contenedor con agua, cambiando la misma cada 30 minutos. La mejor forma es la primera y bajo este método, si no alcanza a usar toda la carne, perfectamente la puede volver a congelar, no así con el resto de los métodos mencionados.

Marinado:

Hágalo en refrigeración por máximo 3-5 días. Si usa el marinado, asegúrese de cocinarlo completamente antes de consumir. No reutilice el marinador ya utilizado.

Cocción:

Recuerde que el pollo o carne molida (tortas de carne para hamburguesa), se deben cocinar completamente. Las tortas de carne no se pueden comer término medio, caso contrario de cortes enteros de res. Las partes internas de las tortas de carne o chorizos, pueden contener bacterias dañinas que morirán con el calor a temperaturas superiores a los 71 grados C. El uso de un termómetro de alimentos es recomendado, sobre todo cuando cocinamos piezas grandes.

Una vez cocinadas las carnes, puede refrigerarla y extenderle su uso por varios días más, entre 3-4 días. Nuevamente, recuerde no dejar a temperatura ambiente las carnes ya cocinadas, máximo una hora. Las carnes cocinadas, perfectamente se puede congelar y almacenar por 2-4 meses. Para prevenir que la carne se queme por el frío, puede usar bolsas especiales para congelador o cubrir los empaques originales con papel aluminio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Consejos básicos para “Acción de Gracias”

No Comments

  • Lave

Manos, utensilios, superficies de trabajo. No trate de lavar el pavo crudo, pues solo la cocción es capaz de destruir bacterias potencialmente peligrosas presentes de manera natural en el pavo.

  • Descongelación del pavo

La técnica recomendada es en refrigeración anticipadamente; se requerirán unas 24 horas por cada 4-5 lb (1.8-2.2 kg). En agua corriendo, se durarán unos 30 minutos por cada lb (0.45 kg), por lo que no es el método recomendado.

Tamaño del pavo

(en Kg)

En el refrigerador (aprox. 24 hr / 2 kg)
de 2-5 de 1-3 días
de 5-7 de 3-4 días
de 7-9 de 4-5 días
de 9-11 de 5-6 días

 

  • Temperatura segura de cocción

Cocine el pavo a 165˚F (74 ˚C), midiendo con un termómetro para alimentos. No confíe en el color de la carne para determinar si está listo o no. Para medir la temperatura del pavo, mídala desde tres puntos: 1. La parte más gruesa de la pechuga 2. La parte más interna del ala 3. La parte más interna de la cadera. El relleno también debe alcanzar esta misma temperatura.

  • Sobrantes de la cena

Recuerde refrigerar los sobrantes de la cena antes de las dos horas de servido. Separe de los huesos la carne sobrante del pavo y guárdela en contenedores pequeños. Almacénelo en refrigeración y consúmalo dentro de los siguientes 3-4 días. En congelación, puede durar de 2 a 6 meses. Para consumir, asegúrese de recalentar hasta 165˚F (74 ˚C).

Mantenga la calidad y frescura de los alimentos en casa

No Comments

Una adecuada aplicación de las normas de inocuidad desde la producción de cada alimento perecedero es clave para obtener un producto fresco y de calidad. Sin embargo, en la cadena de manipulación de los alimentos, también es fundamental asegurar un apropiado traslado del supermercado a la casa y una correcta preparación en casa para mantener los alimentos listos para consumir, libres de contaminantes y evitar enfermedades transmitidas por alimentos.

En los últimos años se ha resaltado la importancia de la Inocuidad en todas las etapas del recorrido de los alimentos, no solo en la producción. Según Rodrigo Sánchez, gerente del departamento de productos frescos de Auto Mercado, la cadena de supermercados siempre ha estado conscientes de la importancia que tiene la inocuidad, por lo que se cumple con rigurosidad la legislación vigente sobre el procesamiento, logística y manipulación de los productos que se comercializan.

“En Auto Mercado nos regimos bajo las más estrictas normas higiénicas y sanitarias, sin embargo, la compañía está convencida que la responsabilidad de la manipulación de los alimentos en toda la cadena alimentaria incluye tanto al proveedor, como el supermercado y el consumidor final”, comentó Sánchez.

Para una mayor comodidad a la hora de adquirir los alimentos frescos y apoyar lo aquí comentado, Auto Mercado pone a disposición de sus clientes, bolsas térmicas en todos sus supermercados. Esta bolsa, se complementa con un manual inserto, que provee información sobre el manejo de los alimentos en manos de los consumidores. Adicionalmente, se les ofrece recomendaciones de tiempos de almacenamiento relevante de cada tipo de alimento, que ayudará a facilitar y asegurar la frescura y calidad de todos los productos.

Tips cuando compra alimentos

Al ser el consumidor el eslabón final de la cadena, el mismo tiene la responsabilidad de velar por la preservación, correcto traslado, almacenamiento y preparación de los alimentos en sus manos, logrando así asegurarse un platillo exquisito para consumir.

Para lograr lo anterior, les adelantamos una serie de recomendaciones que los consumidores también pueden seguir a la hora de realizar sus compras.

  1. Compre los alimentos no perecederos de primero (aquellos que vienen en cajas y latas).
  2. Escoja latas intactas (que no estén herrumbradas, abombadas, goteando o abolladas en el borde de las tapas o sellos).
  3. Coloque en el carrito los alimentos refrigerados y congelados de último, justo antes de dirigirse a las cajas.
  4. No escoja carnes, pescado, aves o productos lácteos a menos de que se sientan fríos y su empaque esté en perfecto estado. Para prevenir que gotee sobre otro alimento y mantenga su temperatura, transporte el paquete en una bolsa térmica.
  5. Prefiera productos lácteos pasteurizados.
  6. Verifique las fechas de caducidad. Las reconoce por las frases “consumir antes del” o “vence el”, las cuales vienen en los paquetes de alimentos.
  7. Cuando la compra incluya alimentos perecederos, llévelas directamente a casa y como máximo, almacénelas dentro de la siguiente hora de compra. Si esto no fuera posible, tenga una hielera con sustituto de hielo o una bolsa térmica en el carro para transportar artículos perecederos fríos. Al llegar, póngalos de inmediato en el refrigerador o congelador.
  8. A la hora de descongelar los alimentos, nunca lo haga a temperatura ambiente. Baje el producto al refrigerador. Recuerde planificar el tiempo con antelación ya que podría tardar varias horas.

Estos y muchos otros consejos prácticos le pone Auto Mercado a su disposición por medio del Food Keeper o guía de Cómo mantener los alimentos seguros en su Hogar. Disfrútela; esta guía de consulta fue creada por la Universidad de Cornell, Food Marketing Institute y la USDA y ha sido estudiada y adaptada por el Departamento de Inocuidad Alimentaria de Auto Mercado para sus consumidores. Según Priscilla Leiva, Coordinadora de Inocuidad Alimentaria de Auto Mercado, la gran mayoría de los consumidores no conocen los riesgos asociados a los alimentos que consumen y cómo se pueden reducir o eliminar fácilmente siguiendo muchos de los consejos aquí detallados. La primera parte de esta guía le da esas herramientas y la segunda, facilitada por separadores, provee datos concisos de tiempos de almacenamiento de alimentos, que le ayudará a tomar decisiones acertadas para consumir los alimentos en sus tiempos pico de calidad, proteger su salud y disminuir el desperdicio.

 

Consejos para el manejo seguro del huevo crudo

No Comments

 

En numerosas ocasiones, nos hemos visto frente a decisiones relacionadas con el manejo del huevo crudo: ¿Lo lavo antes de meterlo a la nevera? ¿Lo almaceno en la puerta en el mismo cartón? ¿Me lo puedo comer un poco crudo? Aquí te contestamos algunas de esas dudas.

Manejo, almacenamiento y cocción

El huevo en Costa Rica no se comercializa refrigerado, lo cual significa que no ha sido lavado ni desinfectado en su cubierta externa. Todo huevo cuenta con una película o cutícula protectora que si no ha sido lavada, lo protege de contaminación en su interior.

  • No los lave.
  • Puede almacenarlos a temperatura ambiente en un lugar fresco. Si un cartón lo va a consumir por ≥8 días, puede refrigerarlo para cuidar su calidad.
  • Aunque el uso único de los cartones de huevo es un tema regulado, puede trasladarlos a un contenedor plástico o bandeja limpia para almacenarlos en la nevera.
  • La etiqueta original tiene la recomendación de vida útil para almacenamiento a temperatura ambiente, la cual responde a 21 días posterior a la puesta. Pueden durar en el refrigerador de 3 a 5 semanas.
  • Aunque la mayoría los hemos colocado en la puerta, éste es un sitio donde la temperatura fluctúa constantemente y no es óptimo para la calidad del huevo.
  • Si nota un huevo quebrado en la caja, no lo utilice. Si el huevo sufrió un golpe durante el transporte o manejo del huevo en sus manos, traspáselo a un contenedor limpio y con tapa. Refrigérelo y úselo en los siguientes 2 días.
  • Cuando vaya a quebrarlos para cocinar, puede enjuagarlos si nota algún defecto de limpieza, sin embargo, puede quebrarlo y usarlo directamente.
  • Aunque las aves han sido tratadas con vacunas en sus primeros días de vida para hacerlas seguras de patógenos como la Salmonella, absténgase de probar mezclas de huevo crudo. Su uso intencionado es cocido a temperaturas superiores a la coagulación de la clara y la yema (≥63°C) y en platillos con huevo a temperaturas mínimas de 71°
  • El huevo crudo se puede congelar, aunque no entero. Quiebre en un contenedor con tapa y congele hasta 1 año.

Recuerde que las recomendaciones mencionadas obedecen al trato del huevo en manos de proveedores reconocidos y controlados. Cómprelos siempre Auto Mercado, que te garantiza estas condiciones.

 

 

Verdades sobre el manejo del arroz cocido en casa

No Comments

 

Muchos escuchamos todavía en nuestras casas afirmaciones como: “No meta el arroz tibio a la nevera porque se pone agrio” o simplemente vemos el arroz pasar la noche en la arrocera después de cocinado para utilizarse el día siguiente. Aunque un plato de arroz parece una comida totalmente inofensiva, la peligrosidad de este alimento depende de su forma de almacenamiento.

Leer más